Empresa ecológica

En la aislada provincia de Cúneo, el productor italiano de alimento para mascotas Monge & C Spa ha creado un negocio internacional a partir de un modelo de ciclo ecológico. Los camiones desempeñan un papel importante, lo que permite realizar entregas eficientes a 8.000 clientes italianos.

Desde su casa matriz en Italia rural, Monge & C Spa exporta productos alimenticios para mascotas a 82 países.

Es una tarde soleada en las instalaciones de Monge Group, ubicadas en las afueras del pequeño pueblo de Monasterolo di Savigliano. Las enormes fábricas que dominan el área se encuentran entre las más grandes y modernas de Europa en cuanto a la producción de alimento para mascotas de alta calidad, y son completamente autosuficientes gracias a una cadena de producción integrada. La empresa se encarga de todos los pasos, desde la recolección de materia prima fresca hasta la producción de su propio alimento y latas, el envasado y la distribución dentro de Italia. Los paneles solares que se instalaron en el techo de cada instalación son una de las muchas señales que indican que esta empresa se esfuerza por ser lo más ecológica posible.

 

La familia Monge

Domenico Monge (a la izquierda) con su padre Baldassare y su hija Christiana. “Mi padre fundó esta empresa y he trabajado en ella toda mi vida. No conozco la diferencia entre la empresa y la familia”.

Línea de enlatado

La empresa produce 1.500.000 latas de alimento para mascotas al día, en 3 turnos, los 7 días de la semana.

“La conciencia ambiental está integrada en la esencia de nuestro negocio, ya que reciclamos subproductos de los mataderos y los transformamos en nuevos productos”, explica el Managing Director de la empresa familiar, Domenico Monge.

La historia de Monge Group se remonta a 1963 cuando el padre de Domenico, Baldassarre Monge, fundó una granja avícola. La familia tenía dos perros que sufrían de trastornos alimentarios y el veterinario les indicó que los alimentaran con carne de pollo. 

“Yo era solo un niño pequeño, pero recuerdo cómo mi padre comenzó a preparar alimento para mascotas en la cocina de mi madre y cocía pequeñas latas en una olla a presión. En algún momento, se le ocurrió que existía un mercado para estos productos, y poco a poco ampliamos el negocio”, recuerda Domenico Monge.

Perros comiendo

Domenico y su familia tienen dos perros. El alimento para mascotas que producen varía desde nutrición básica hasta productos para animales con enfermedades o funciones especiales, como los perros policiales.

Durante muchos años, la granja avícola se mantuvo como negocio principal, pero cuando Domenico y sus hermanas alcanzaron la mayoría de edad, decidieron dedicarse a la producción de alimento para mascotas. Resultó ser una estrategia muy exitosa. El negocio ha prosperado durante muchos años, y en ocasiones ha duplicado las ganancias de un año a otro. En la actualidad, Monge Group es el tercer productor de alimento para mascotas más grande de Italia y sus productos se exportan a 82 países. Sin embargo, a pesar de tener 270 empleados, sigue siendo una empresa familiar basada en las ideas de su fundador.

“Desde el primer momento mi padre nos traspasó sus valores, los que posteriormente inculcamos en nuestros hijos y en todos nuestros empleados. El respeto por el medioambiente es parte de su ética y trabajamos continuamente para reducir el uso de energía. Al adoptar medidas de ahorro de energía como el uso de paneles solares, la reducción de nuestro consumo de agua y la producción de latas más delgadas, fuimos capaces de reducir nuestro consumo de energía hasta un 50 %”, señala Domenico Monge y agrega:

“El punto fuerte de nuestra empresa es la cadena de producción integrada. Nuestra logística está estrechamente integrada con el programa de producción y eso aumenta nuestra eficiencia, reduce los costos y ofrece un mejor servicio a nuestros clientes. Esto nos resulta fundamental, ya que nos encontramos alejados de los mercados para vender los productos terminados”.

La conciencia ambiental está integrada en la esencia de nuestro negocio.

Domenico Monge

Managing Director, Monge & C Spa

Techo de la fábrica de Monge & C Spa.

Al adoptar medidas de ahorro de energía como el uso de paneles solares, la reducción del consumo de agua y la producción de latas más delgadas, el consumo de energía de Monge & C Spa se redujo hasta un 50 %.

Baldassarre Monge.

Baldassarre Monge fundó una granja avícola en 1963. Cuando su perro desarrolló un trastorno alimentario, finalmente lo llevó a producir alimento para mascotas también.

Ubicados en un área que a menudo se denomina “la isla de Cúneo” debido al mal estado de sus carreteras y conexiones en comparación con las rutas principales de Italia, la gestión de su propia logística ha sido fundamental para Monge Group desde un comienzo. La empresa tiene una firma llamada Monge Logistica con 48 vehículos, 40 de los cuales son Volvo. Los vehículos recolectan a diario la materia prima fresca y la entregan a las fábricas, pero también transportan bienes a los puntos o centros de paso del cliente para el mercado italiano. Esto representa un 30 % de las ventas totales del grupo. Es fundamental contar con vehículos de alto rendimiento y que ahorren combustible debido a las complicadas condiciones de conducción de Cúneo, con caminos estrechos y paisajes montañosos.

“Compramos nuestros primeros camiones Volvo a principios de los ochenta: dos Volvo F720 que yo mismo conduje. Elegimos a Volvo debido a su alta calidad y estamos satisfechos con el desempeño de los camiones. Ahora Volvo forma parte de nuestra tradición”, señala Domenico Monge.

Domenico Monge.

Cuando el hijo de Baldassarre, Domenico, se hizo cargo del negocio familiar, decidió desarrollar y expandir su producción de alimento para mascotas, y rápidamente superó a las aves de corral como su negocio principal.

Aunque Monge Group está satisfecho con sus camiones, siempre buscan mejorar su desempeño medioambiental. Domenico tiene pensado comenzar a comprar camiones Volvo con tecnología GNL, y explica que esto coincide con el deseo de explorar nuevas soluciones que está presente en el ADN familiar de la empresa:

“La investigación y el desarrollo siempre han sido una parte esencial de nuestro éxito. El uso de vehículos a gas no solo sería una gran contribución para el medioambiente. También beneficiaría a nuestra empresa al reducir los costos directos e indirectos, ya que sin duda se establecerían medidas para reducir los costos de combustible. También nos ayudaría a terminar con nuestra lucha contra los ladrones de diésel, ya que el GNL no se puede trasladar”, señala.

Monge Group también considera posibilidades para mejorar la aerodinámica de sus vehículos a través de distintas soluciones y educa a sus conductores sobre cómo reducir el consumo de combustible. La empresa ha creado su propio documento para la responsabilidad social empresarial (RSE), en el cual el cuidado del medioambiente y un código de conducta honesta son elementos importantes. Cada vez que la empresa contrata a un nuevo empleado, este recibe capacitación para que cumpla con el código de RSE. Dos veces al año, Monge Group organiza capacitaciones para asegurarse de que los principios de buen comportamiento se traspasen a sus empleados, clientes y proveedores. 

El uso de vehículos a gas no solo sería una gran contribución para el medioambiente. También beneficiaría a nuestra empresa al reducir los costos directos e indirectos.

Domenico Monge

Managing Director, Monge & C Spa

Domenico Monge con uno de sus conductores de camiones.

"Nos enfocamos en el comportamiento de nuestros conductores de camiones porque nos representan ante nuestros clientes, son nuestra imagen en el mercado", señala Domenico Monge.

“El documento de RSE representa las bases de nuestra empresa. Nos enfocamos en el comportamiento de nuestros conductores de camiones porque nos representan ante nuestros clientes, son nuestra imagen en el mercado. Además, colaboran estrechamente con los puntos de ventas, porque entregan los productos", señala Domenico.

Cree que el espíritu de pertenencia y la motivación por adquirir nuestras habilidades y profesionalismo han ayudado a su empresa a mejorar su desarrollo dinámico. En la actualidad, la capacidad de producción se absorbe casi por completo, con 70.000 toneladas de alimento producido al año. Sin embargo en 2018, Monge Group inaugurará una nueva instalación que espera producir 150.000 toneladas al año. 

“La historia de esta empresa es fantástica y estamos satisfechos con los resultados. Espero que sigamos desarrollándonos de esta manera”, señala. 

 

Conduciendo por Cúneo.

Los vehículos de alto rendimiento y que ahorren combustible son fundamentales para Monge & C Spa, debido a las complicadas condiciones de conducción de Cúneo, con caminos estrechos y montañas.

Entorno de transporte:

Monge & C Spa

Fundada en: 1963.
CEO: Baldassarre Monge.
Managing director: Domenico Monge.
Participación de mercado en Italia: 9,1 %.
Cobertura mundial: Los productos de Monge se exportan a 82 países distintos.
Facturación: 157 millones de euros (2016).
Número de empleados: 270.
Número de latas de alimento para mascotas que se producen a diario: 1.500.000.
Capacidad de producción anual de latas de alimento para mascotas: 127.000 toneladas en 2017, que se espera que aumenten a 200.000 toneladas en 2018.
Flota de vehículos: 48 camiones, de los cuales 40 son Volvo Trucks.
Tiempo de retención (uso antes de la venta): Seis años.
Reducción de CO₂ con el uso de paneles solares: 1.059 toneladas de CO₂/año.
Cantidad de energía eléctrica (kW) anual producida con un cogenerador de alta eficiencia: 3.500.000 kW.

Contenido relacionado

Filtrar artículos

5 true 5