Trucks

×

Volvo mejora la productividad de sus camiones con más tecnología e innovación

Los modelos FH, FM y FMX incluyen las soluciones más avanzadas de la industria para obtener una operación más productiva basada en mejoras inéditas en nuestro mercado como el consumo de combustible, la disponibilidad del vehículo y su baja tara.
Volvo mejora la productividad de sus camiones con más tecnología e innovación
Volvo FH

En Volvo, la innovación para mejorar la productividad de sus camiones es una búsqueda constante. “Más allá de que es el camión más seguro, moderno y tecnológico del mercado, la línea F trajo más productividad para el transportista ya que es su herramienta de trabajo", explica Federico Reser, gerente de Producto de la filial local del gigante de Gotemburgo.

Reser explica que para ahorrar combustible es decisivo lograr una motorización eficiente, establecer una relación de diferencial adecuada para la aplicación y una correcta conducción.

En este sentido, la nueva línea F cuenta con las mejores opciones de motores de 11 y 13 litros, con gran eficiencia, y perfectamente configurados para rendir al máximo en cada aplicación,  atributos clave para lograr ese triple objetivo de gran impacto en los costos. 

A su vez, los nuevos modos de conducción de la caja I-Shift y el innovador sistema I-See pre-mapeado contribuyen a que todos los conductores nivelen su performance hacia arriba, en los mejores valores, ya que el camión realiza las acciones necesarias (aceleración, selección de marchas, frenado, rueda libre, etc) de manera automática anticipando la topografía por la cual circula el vehículo y la condición de carga del equipo.

 

La opción del sistema I-See de Volvo emplea un mecanismo de reconocimiento automático de la topografía de la ruta que funciona de manera conjunta con la caja de cambios I-Shift, lo que optimiza la velocidad y el cambio de marchas del camión de la manera más eficiente para el consumo de combustible.

 

Por ejemplo, cuando I-See reconoce el grado de la próxima cuesta arriba, incrementa la velocidad para prepararse. Una vez que comienza la subida, I-See utiliza su conocimiento almacenado para evitar cambiar a una marcha inferior cerca de la cima. Así, se acerca a la cima de forma suave sin perder combustible en una marcha inferior en la cima.

Por su parte, cuando el camino viaja cuesta abajo, justo antes de la pendiente I-See activa Eco-Roll®, el cual desactiva la transmisión y permite que el camión ruede durante un período óptimo antes de reactivar la transmisión. Esto ahorra energía y minimiza la necesidad de frenar. I-See también reconoce cuando termina la pendiente. Así que puede aplicar el freno del motor suavemente a tiempo, en vez de hacerlo abruptamente al final, o continuar tomando impulso para una colina próxima.

 

El aumento de la disponibilidad del vehículo significa menos paradas y por lo tanto mayor tiempo de producción, lo que naturalmente también se traduce en mayor productividad.  Por eso, además de la confiabilidad de los productos de la marca, la oferta de contratos de mantenimiento preventivo y el nuevo sistema Volvo Connect, con informes de desempeño en tiempo real, permiten monitorear y anticipar una necesidad de mantenimiento, evitando paradas imprevistas.

 

Los sistemas de seguridad activa de los vehículos de Volvo son los más completos del mercado y también contribuyen a que el vehículo sufra menos detenciones por accidentes, lo que pone en evidencia que la seguridad, además de preservar la vida de los conductores y de terceros y de los bienes que se transportan,  también contribuye  a la productividad.

En Volvo saben que un factor importante para aumentar la productividad de un camión es contar desde cero con una configuración específica y adecuada para cada aplicación. Ejemplo de ello es “contar con un entre ejes reducido, que permita  la utilización de semi remolques más largos y una excelente distribución de carga en todos los ejes”, apunta Reser, a la vez que agrega dos características más:  “Una tara reducida, que logra maximizar la carga a transportar durante toda la vida del vehículo y una amplia capacidad de tanques de combustible y AdBlue, que contribuyen, junto con el bajo consumo de combustible, a maximizar la autonomía, reducir el tiempo de paradas y por lo tanto un tiempo de ciclo menor”.

 

La baja tara, una innovación distintiva y muy apreciada en toda la Línea F, es particularmente relevante en la gama FM,  destinada preferentemente al segmento de transporte de combustible y cargas peligrosas en general, uno de los más exigentes en materia de productividad.

 

“Renovamos la cabina del FM al 100%, agregándole un metro cubico más de capacidad interior y realizamos el cambio de motorización de 13 a 11 litros, lo que disminuyó el peso de la planta impulsora en 150 kg respecto del modelo anterior. Se trata, en todo sentido, de un camión más moderno, de menor consumo de combustible con ese motor y más liviano.  Con  esta configuración, los transportistas van a poder cargar más o gastar menos en la cisterna que necesitan adquirir”,  destaca Reser. 

“Además de la reducción en el consumo de combustible promedio, logramos alivianar el vehículo creciendo en seguridad, tamaño de cabina y con un rendimiento superador”, sintetiza.

 

La evolución de la nueva línea F se refleja en una maximización de la productividad, en un contexto donde todas las soluciones integradas interactúan y refuerzan los atributos siempre presentes en Volvo en materia de seguridad, eficiencia y confort del conductor.