Reducción del consumo de combustible que supera todas las expectativas

7 min. de lectura 7 min. de lectura

En solo cuatro años, el transportista checo Vapas redujo el consumo de combustible en un 10 por ciento. La clave de su éxito fueron las sesiones de capacitación regulares y la educación de sus conductores sobre cómo aprovechar al máximo la tecnología más avanzada de Volvo.

Con un mejor conocimiento acerca de cómo usar la tecnología de Volvo, desde entonces el consumo total de combustible de la empresa ha disminuido en un 10 %.

Petr Šišlák se encuentra en primer plano, sosteniendo un surtidor de gasolina con un camión Volvo detrás de él.

La visión de Petr Šišlák es que Vapas se convierta en el transportista más importante del mercado. “Gracias a Volvo Trucks, hemos mejorado considerablemente en el área de consumo de combustible y en la capacitación de conductores”.

Es la temporada de cosecha de la remolacha y una época del año agitada para Petr Šišlák, Fleet Manager de Vapas, y sus conductores. Durante los próximos tres meses, los camiones de la empresa deberán estar en funcionamiento las 24 horas del día, a menudo sobre superficies sin pavimentar, como campos y caminos de lodo, así como calles estrechas y accidentadas. “La naturaleza del transporte en la República Checa impone exigencias estrictas al consumo de combustible”, señala Petr Šišlák, mientras llena un camión en la estación de servicio de la empresa. Sube a la cabina y añade: “en la actualidad, el combustible representa el 40 % de nuestros costos totales y la competencia es intensa. Necesitábamos superar a nuestros competidores y nos pareció una buena oportunidad educar mejor a nuestros conductores”.

A medida que crecía, Petr Šišlák siempre estuvo interesado en el transporte y los camiones, y su sueño era convertirse en el conductor de uno de ellos.

Hoy, han pasado más de veinte años desde que comenzó su carrera como conductor en Vapas. Anteriormente, también trabajó para otros dos transportistas checos, pero hace cinco años regresó a Vapas. En la actualidad, se desempeña como Fleet Manager y es responsable de reducir los costos de funcionamiento de las operaciones de la empresa. Ahora, con la mitad de la flota integrada por camiones Volvo, Petr Šišlák dedicó el primer año a realizar pruebas de conducción y a evaluar la tecnología de Volvo. Esto lo ayudó a comprender mejor por qué resultaron así las cifras de Dynafleet y cómo él y los conductores podían hacer un mejor uso de la tecnología.

“Necesitamos camiones potentes que no solo lleguen de manera segura y puntual, sino que también ofrezcan un bajo consumo de combustible. Siempre estamos en la búsqueda de nuevas características que puedan ayudarnos a ahorrar combustible”.

Petr Šišlák, Fleet Manager

“En la actualidad, un camión Volvo es como una computadora. Es capaz de lograr el máximo uso con el menor consumo de combustible posible, lo que los humanos no pueden alcanzar durante un día de trabajo de 8 horas. Pero nuestros conductores necesitan saber exactamente cómo usar los sistemas. Yo diría que el éxito de nuestra empresa depende en un 80 a 90 % de eso”, explica Petr Šišlák.

Después del primer año de evaluación, decidió realizar sesiones semanales de capacitación para conductores con instructores de Volvo Trucks. En ese entonces, los conductores de Vapas se encontraban en la zona roja de Dynafleet, lo que Petr Šišlák consideraba un resultado propio y la falta de conocimiento.

Un camión Volvo en el camino sinuoso de una ladera

La naturaleza del transporte en la República Checa, con sus calles estrechas y a menudo accidentadas, impone exigencias estrictas al consumo de combustible.

La puntuación de eficiencia de combustible de Dynafleet
Con una clasificación de 1 a 100, la puntuación mide la eficiencia con la cual se conduce un camión. Se utilizan tres colores para medir el desempeño del conductor:
Rojo: 1 a 50 puntos: desempeño deficiente.
Amarillo: 50 a 80 puntos: posibilidad de mejora.
Verde: 80 a 100 puntos: desempeño excelente.

 

En la actualidad, todos los conductores están en la zona verde y se realiza un seguimiento constante a su desempeño, solicitando asesoría al Fleet Manager y tratando de mejorar todos los meses.


“Ahora usamos en un 100 % las cifras de Dynafleet. Es como un certificado de nacimiento del conductor, donde podemos determinar sus fortalezas y debilidades individuales y recompensarlos cuando mejoran en ciertas áreas. En el transcurso de un año, hemos visto mejoras individuales de hasta un 25 % menos en el consumo de combustible”.


Está claro que a Petr Šišlák le apasiona su trabajo y explica que parte de este compromiso proviene de su interés en las nuevas tecnologías. Debido a las difíciles condiciones de conducción, Vapas solo conserva sus camiones durante tres años, pero lo bueno es que siempre cuenta con una flota renovada. Petr Šišlák describe como una especie de sueño hecho realidad el poder trabajar con los camiones más avanzados del mundo y está en contacto constante con Volvo Trucks para analizar las soluciones más recientes. También especifica detalladamente cada camión según las condiciones en las que operará.

“El I-See actualizado resultó ser muy beneficioso, ya que mejora la comunicación entre el camión y yo”.

Josef Truksa, conductor

El instructor de conductores y varios conductores de Vapas de pie alrededor de un camión, para una sesión de capacitación

Todos los viernes por la tarde, Luděk Růžička de Volvo Trucks organiza sesiones de capacitación para los conductores de Vapas.

“Básicamente, necesitamos camiones potentes que no solo lleguen de manera segura y puntual, sino que también ofrezcan un bajo consumo de combustible. Sin embargo, como tenemos diferentes tipos de trabajo, necesitamos diferentes potencias de motor y relaciones entre ejes. Algunos de nuestros camiones necesitan suspensión neumática tanto en el eje trasero como en el delantero, de modo que los vehículos puedan desplazarse por terrenos complicados sin sufrir daños. Además, siempre estamos en la búsqueda de nuevas características que puedan ayudarnos a ahorrar combustible”, señala. Hace dos meses, Petr Šišlák se comunicó con Volvo Trucks y solicitó poner a prueba su característica de ahorro de combustible más reciente. Desde entonces, él y algunos de los conductores han probado dos camiones Volvo equipados con la última versión de I-See, que utiliza un software basado en mapas y recupera los datos sobre el camino por recorrer a través de un servicio de nube.


Como el sistema sabe exactamente lo que viene, se reducen los costos de funcionamiento y, al mismo tiempo, se elimina la presión sobre el conductor. Después de aproximadamente un mes de pruebas, Petr Šišlák indica que observó una mejora del 9,9 % en los costos generales de consumo.


“Seré honesto y diré que me sorprendió esa cifra de consumo. Porque en estos días, usar 22 litros con una combinación promedio de vehículos cargados con 15 toneladas es asombroso, señala, y agrega: “además, las reacciones de los conductores ante el software actualizado del I-See han sido espléndidas; indican que nunca han conducido algo mejor. Por lo tanto, será importante para nosotros en términos de avanzar en el consumo”.


Uno de los conductores que probó el nuevo sistema es Josef Truksa, empleado de Vapas durante ocho años. En la actualidad, recoge remolachas en la región de Drnoholec y las transporta hasta la refinería local de azúcar en la ciudad natal de Vapas, Hrušovany nad Jevišovkou.


“El I-See actualizado resultó ser muy beneficioso, ya que mejora la comunicación entre el camión y yo. ¡Facilita muchísimo el trabajo del conductor! Además, con este sistema, el consumo de combustible se ha reducido considerablemente”, señala Josef Truksa.

El conductor de Vapas, Josef Truksa, sentado en su cabina

Josef Truksa, conductor

Para él, conducir este camión en particular ha sido beneficioso, ya que él y los demás conductores reciben bonos según su capacidad de ahorro de combustible. El sistema de bonos ha sido popular entre los conductores y Josef Truksa indica que este incentivo, junto con la capacitación de los conductores, lo motiva a él y a sus colegas a tener un mejor desempeño. Algunos de ellos incluso compiten entre sí por diversión y, cuando necesitan asesoría en la carretera, llaman a Petr Šišlák para solicitar ayuda. Esto es algo que el Fleet Manager valora realmente.


“En esencia, estoy aquí como instructor y el trabajo me hace sentir feliz y satisfecho. Sé que estoy traspasando mi experiencia a los demás; por eso vale la pena. No se trata solo de transporte, sino también de los conductores que no son tan visibles en estos días”, concluye Petr Šišlák.  

Vista aérea de un camión durante la carga con remolacha azucarera

La remolacha se cosecha en toda la República Checa pero también en Eslovaquia y Austria, donde Vapas también realiza recolecciones.

Sobre Vapas

Fundada en:
1993.

Propietario de la empresa:
Josef Záruba.

Número de empleados:
300.

Número de camiones:
200, 100 de los cuales son Volvo.

Peso combinado del vehículo:
45 toneladas.

Tiempo de retención (camiones):
3 años.

Cargas principales:
remolacha, azúcar refinada, granos, arena, grava (principalmente material suelto de cualquier tipo).

Noticias relacionadas